Desde nuestra experiencia en la implementación ISO 45001, hacemos un resumen efectivo sobre los puntos de la normativa ISO 45001 a fin de que sirva como lectura introductoria para los nuevos consultores o responsables en sistemas integrados de gestión.

1.     Contexto de la organización

En primer lugar, se requerirá que la organización determine el contexto interno y externos, que tenga incidencia sobre la gestión de Seguridad y Salud en el Trabajo (SST). Al examinar las fuerzas externas e internas que afectan la efectividad, la eficiencia y el bienestar del sistema de gestión, la organización podrá determinar el posicionamiento para definir claramente sus objetivos de salud y seguridad.

En segundo lugar, Las autoridades reguladoras, los clientes, los proveedores, los inversores y socios y, si corresponde, los sindicatos pueden ayudar a que el sistema de gestión en Seguridad y Salud crezca y sea efectivo para todos. Además del contexto, la organización tendrá que definir el alcance de su sistema de gestión de la SST, describiendo las necesidades y los procedimientos que se incluirán dentro del sistema.

2.     Liderazgo y participación de los trabajadores

La participación y el liderazgo de los trabajadores, son elementos cruciales en ISO 45001. La norma lleva la responsabilidad del liderazgo a un nivel completamente nuevo. Se requiere que el liderazgo ejecutivo asuma la responsabilidad general de la implementación del sistema de SST, y es responsable de la salud y seguridad de todos los trabajadores.

A través de la cláusula 5, el liderazgo es responsable de establecer roles y responsabilidades dentro del equipo y de crear y mantener documentación para todos los niveles de participación.

Se anima a los trabajadores a crear equipos multifuncionales para trabajar a través del establecimiento de protocolos y que así, puedan participar activamente para obtener información desde varios puntos de vista y niveles de experiencia.

Pueden asignar autoridades a un miembro del equipo o grupo de miembros del equipo para garantizar el éxito a largo plazo y el cumplimiento de su sistema de gestión de SST, pero todos los informes y la supervisión del sistema deben seguir siendo responsabilidad del equipo de liderazgo ejecutivo.

3.     Planificación

Después de completar el trabajo para establecer la estructura del sistema (a través del contexto, el alcance, el desarrollo de la política de SST y la asignación de responsabilidades), la organización puede comenzar a planificar el desarrollo y la implementación reales de su sistema de gestión de SST que cumple con la norma ISO 45001. Este es el primer paso del ciclo PHVA (Planificar, Hacer, Verificar, Actuar) que aquellos familiarizados con estándares ISO reconocerán a primera vista.

Con el marco ahora definido en su lugar, la organización puede comenzar a desarrollar procesos que les ayudarán a alcanzar los objetivos de su sistema y crear una cultura de mejora continua y centrada en la seguridad.

4.     Apoyo

La implementación de un sistema de gestión de SST eficaz requiere el apoyo generoso de toda la organización. Hacer hincapié en la importancia del impacto del sistema y proporcionar los recursos adecuados para los trabajadores mientras trabajan en tareas relacionadas con el sistema ayudará a crear conciencia y aceptación de los conceptos de salud y seguridad en el lugar de trabajo. A través de recursos, competencia, conciencia, comunicación y documentación, la organización desarrollará el apoyo necesario para lograr el cumplimiento y la certificación de ISO 45001.

5.     Operación

Hasta el momento, se ha establecido que para el cumplimiento de la norma ISO 45001 se requiere una evaluación adecuada del proceso, el desarrollo de nuevos procedimientos, una documentación y un mantenimiento de registros completos. La cláusula 8 es la que nos indica cómo proceder con la implementación práctica del estándar y sus requisitos. Es cuando nos ceñimos al ciclo PHVA, y la organización debe enfocarse cuidadosamente en la efectividad de cada uno de sus planes mientras trabajan en cada sección.

6.     Evaluación del desempeño

Medir la eficacia de un sistema de gestión de SST recientemente desarrollado es fundamental para su éxito. La “Verificación” en el ciclo PHVA es uno de los requisitos de ISO 45001. Un requisito que establece procesos para llevar a cabo la evaluación del desempeño, el monitoreo y la obtención de las pruebas necesarias para cumplimiento y la certificación.

7.     Mejora continua

La cláusula final de la norma ISO 45001 se centra en la fase «Actuar» del ciclo PHVA. A través de la identificación de peligros y el establecimiento de metas, la organización encuentra innumerables vías de mejora, lo que la ayuda a lograr sus objetivos de SST. La verdadera mejora en el lugar de trabajo y los cambios culturales ocurren no solo cuando se implementa un sistema de gestión de SST, sino a través del examen continuo y la proactividad para el progreso futuro.

Noticias Relacionadas

Post Anterior

5 Retos en la implementación de ISO 45001

Post Siguiente

8 Estilos de Liderazgos en los Procesos de Implementación de las Normativas ISO