SMETA es la auditoría social más utilizada en el mundo y permite a las empresas autoevaluarse a nivel ético y, a su vez, evaluar a sus proveedores para asegurarse de que todos los agentes involucrados en su negocio, en su cadena de suministro, son justos y socialmente responsables.

En qué consiste una auditoría SMETA

La metodología de auditoría SMETA trabaja con cuatro pilares, siendo los dos primeros obligatorios y los dos segundos opcionales. Es decir una organización puede decidir si quiere auditarse solo en los dos primeros pilares o elaborar una auditoría más completa. Los cuatro pilares son:

  • Salud y seguridad.
  • Estándares de trabajo.
  • Medio ambiente (opcional).
  • Ética empresarial (opcional).

Para la evaluación de estos cuatro pilares SMETA se utiliza el código ETI (Iniciativa de Comercio Ético) y las leyes locales que apliquen a cada empresa.

Beneficios de una auditoría SMETA

Los beneficios que generan una auditoría y certificación a través de SMETA se pueden resumir en uno solo:

La mejora de la imagen corporativa y de la percepción de la organización por parte de clientes, proveedores, empleados o colaboradores. SMETA hace visibles los esfuerzos de la organización en temas de RSC y su compromiso con la ética y la justicia social.

SMETA también permite conocer mejor a tus proveedores asegurándote que cumplen con los requisitos éticos que esperas de ellos. Y también conocer en mayor profundidad tu empresa y detectar aspectos a mejorar.

Noticias Relacionadas

Post Anterior

¿Qué es la gestión de procesos?

Post Siguiente

La cuarta Ola del COVID19