Es una enfermedad causada por un virus, al que se conoce como el de la viruela del mono. Se trata de una enfermedad zoonótica viral, lo que significa que puede transmitirse de animales a humanos. También se puede propagar de persona a persona. Curiosamente, la enfermedad se llama así porque se detectó en varios simios de un laboratorio en 1958. Sin embargo, la mayoría de los animales susceptibles de contraer la dolencia y después contagiar a las personas son roedores, como las ratas gigantes de Gambia, los lirones o los perros de las praderas.

¿Cómo se contagia la viruela del mono en las personas?

Las personas pueden contagiar la viruela del mono a otras personas mediante contacto directo de la piel con fluidos corporales infectados o al compartir ropa de cama, vestimenta o toallas. También puede propagarse a través de las gotículas respiratorias grandes de las personas infectadas, pero el contagio por esta vía es mucho más difícil que el del COVID.

Una persona es contagiosa desde el momento en que se desarrollan los síntomas hasta que se caen las costras del sarpullido y la piel se ha curado por completo.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas generalmente incluyen:

  • fiebre
  • ganglios linfáticos inflamados
  • dolor de cabeza
  • dolor de garganta
  • tos
  • dolor muscular

¿Hay una vacuna contra la viruela del mono?

Como es una enfermedad tan poco común, no es necesario vacunar a todo el mundo. Hay dos vacunas disponibles para las personas de 18 años de edad en adelante que hayan podido estar expuestas a alguien con viruela del mono (en inglés). La vacuna también se puede administrar a las personas que trabajan en un laboratorio con el virus o que prestan atención médica a pacientes infectados.

¿Los niños pueden contraer la viruela del mono?

Los niños pueden contraerla y suelen ser más propensos a tener síntomas graves que los adolescentes y los adultos. El virus también lo puede transmitir la mujer al feto o a un recién nacido durante el nacimiento o por contacto físico.

¿Existe algún tratamiento?

Los síntomas a menudo desaparecen solos sin necesidad de tratamiento. Es importante cuidar la erupción dejándola secar si es posible o de ser necesario cubrirla con un vendaje húmedo para proteger el área. Evite tocar cualquier llaga en la boca o los ojos.

Noticias Relacionadas

Post Anterior

Mayores de 30 años ya pueden recibir la CUARTA DOSIS DEL COVID19