La evaluación de riesgos es un proceso muy interesante dentro de la gestión en general, pero también son muchos los profesionales nóveles que no saben cómo llevarla a cabo cuando se lo solicitan o no saben si deben apostar por un modelo cualitativo o cuantitativo. Por ello, en las siguientes, líneas haremos la diferencia entre ambas:

1.     Evaluación del riesgo cualitativa

La evaluación cualitativa prioriza los riesgos identificados de la organización utilizando una escala de calificación predefinida. Los riesgos se clasifican en función de la probabilidad de ocurrencia y la capacidad que tienen para afectar en la capacidad para alcanzar un objetivo. Usualmente, la evaluación del riesgo cualitativa utiliza una escala de 1 a 5. Normalmente, si la probabilidad de ocurrencia de un riesgo se ha clasificado como 4, y el impacto como 3, la clasificación de este riesgo sería 12, que es el resultado de multiplicar la probabilidad por el impacto. Por supuesto, la clasificación en la escala se basa en apreciaciones subjetivas, que, si bien tienen relevancia, pues se basan en la experiencia, siempre serán el resultado de una emoción humana y no de un hecho científico.

2.     Evaluación del riesgo cuantitativa

La evaluación cuantitativa utiliza datos disponibles, relevantes y verificables para generar un valor numérico que permita establecer la probabilidad y el impacto de un riesgo. Así, la evaluación cuantitativa requiere datos de alta calidad, un modelo desarrollado del proyecto y, habitualmente, se aplica sobre riesgos que ya han sido priorizados en base en una evaluación cualitativa de riesgos.

En la medida en que se trata de un modelo basado en datos de calidad, su exactitud y confiabilidad se ven incrementadas en relación con el modelo cualitativo. Sin embargo, los riesgos a evaluar parten del resultado de una evaluación cualitativa.

3.     Comparativa entre la evaluación del riesgo cuantitativa y cualitativa

Como hemos comentado, el análisis cuantitativo es un método de evaluación complementario que pretende comprobar o aportar información mucho más precisa para la toma de decisiones sobre riesgos que ya han sido priorizados gracias a una evaluación de riesgos cualitativa previa.

Cada uno de estos tipos de evaluaciones presenta características, beneficios e inconvenientes, que podemos apreciar mejor en esta comparativa:

Evaluación cualitativaEvaluación cuantitativa
Rápida y fácilCompleja y requiere más tiempo
No requiere datosRequiere datos e información precisa
Es subjetivaEs objetiva
Se debe realizar siempreEs opcional, dependiendo de la necesidad
Evalúa riesgos individualesEvalúa riesgos generales de la organización o de un proyecto
Proporciona información generalProporciona información detallada
No requiere una evaluación previaRequiere una evaluación cualitativa previa

Se trata entonces de dos modelos útiles cada uno en el momento debido, con requerimientos diferentes y con resultados eficaces para el objetivo que se persiga en cada caso. La evaluación cualitativa es ágil, más inmediata, y, a pesar de ser subjetiva, ha demostrado eficacia en la gestión de riesgos moderna. La evaluación cuantitativa es, sin embargo, un método complementario que permite confirmar, profundizar y obtener información detallada para la toma de decisiones. Por ello es importante conocer los dos modelos.

Noticias Relacionadas

Post Anterior

¿Cómo elaborar una Matriz de identificación de Riesgos a Nivel Organizacional?

Post Siguiente

Certificación ISO 9001:2015