El objetivo de la prueba es verificar la eficacia de un plan de continuidad del negocio para comprobar que esté a la altura de la tarea. El tipo de prueba que elijamos dependerá de la experiencia del equipo a cargo, el contenido del plan y las preocupaciones y posibilidades del momento. Es por ello, que se expone 4 modelos básicos para comprobar el plan de continuidad empresarial bajo la perspectiva ISO 22301.

1. Prueba de lista de verificación

Este tipo de prueba ayuda a determinar si el plan está actualizado, si los documentos son los adecuados y están seguros en el sitio de respaldo, si los canales de comunicación son los correctos, si los caminos de evacuación están correctamente señalizados, si todos están informados sobre el plan y saben qué hacer o cómo actuar ante la aparición del mismo. Todas estas necesidades deben aparecer en una lista que debe ser comprobada.

2. Prueba de simulacro

Como su nombre lo indica, se simulan las condiciones propias de un evento disruptivo. El objetivo es asegurar que todos han comprendido lo que deben hacer durante una emergencia de este tipo llegado el momento. El tratamiento a trabajadores con limitaciones físicas o de avanzada edad es una prioridad en este tipo de evaluación.

3. Simulacro de recuperación

Es muy similar al modelo anterior, pero antes que responder a los efectos inmediatos de la emergencia, lo que se quiere comprobar es si la organización podría mantener un mínimo de operatividad en medio del evento negativo. Los empleados tendrán que operar con medios rudimentarios, pero con clientes reales y en negocios verdaderos.

4. Escenarios de escritorio

Esta es una prueba ideal para comprobar los procesos de los que dispone la organización para atender un tipo de interrupción muy específico y a cuya prueba no se pueden destinar muchos recursos. Se llama de escritorio porque lo que se hace realmente es examinar un evento de manera teórica, y, con el plan en la mano, realizar el paso a paso sobre un diagrama o un plano, para ver cómo se comportaría en la realidad. Este modelo es también muy útil para comprobar el plan en un estado de borrador, detectar debilidades y mejorarlo antes de proponer el definitivo.

Noticias Relacionadas

Post Anterior

8 Estilos de Liderazgos en los Procesos de Implementación de las Normativas ISO

Post Siguiente

3 Razones para que las organizaciones puedan Mapear sus Riesgos